Hasta el viernes 15 de mayo, 593.615 trabajadores habían hecho solicitudes para estar bajo la normativa mientras que 86.070 empresas ingresaron peticiones. Por regiones, el 66,3% de los trabajadores corresponde a la Región Metropolitana.

Asimismo, 503.602 trabajadores han visto aprobadas sus solicitudes. De ellos, un 87,5 por ciento poseía contrato indefinido y el restante 12,5 por ciento a plazo fijo, obra o faena.

Los sectores con más solicitudes aprobadas corresponden al comercio al por mayor y al por menor, reparación de vehículos automotores y motocicletas con un 24 por ciento; actividades de alojamiento con un 20,8 por ciento y de servicio de comidas y el rubro de la construcción con un 15,5 por ciento. En tanto, las trabajadores de casa particular suspendidas llegan a 12.458.

En cuanto a las empresas que se han acogido a la normativa, las microempresas (de hasta 9 trabajadores) suman el 74,2% del total; las pequeñas empresas (de hasta 49 trabajadores) el 18,2%; las medianas empresas, el 3,4%; y las grandes empresas, el 1,3%.

Sin embargo, por cantidad de trabajadores, con solicitudes aprobadas por tamaño de la empresa el 30,9% corresponde a empleados de grandes empresas (155.672 trabajadores); luego, el 26,6%, con 133.804, son de microempresas; de pequeñas empresas son 132.362 trabajadores, vale decir un 26,3%; mientras, de medianas empresas son 78.759 personas, un 15,6%.